!GRACIAS POR SEGUIRME!

lunes, 23 de diciembre de 2013

Murphy y la suerte de tener a una sobrina especial.


Llevo días meditando que tema elegiría  para  hacer llegar mi felicitación en esta Navidad a todos los  fieles y pacientes seguidores de este rinconcito.
Y es que llevo meses ausente, con el  Blog tan desatendido,  como si mis Musas anduvieran como las de Serrat  en una de sus canciones…pero esta vez se marcharon si, pero en perennes vacaciones.
Aún  pretendiendo alejarme de todo lo cursi que lleva implícita esta época del año  se me hace inevitable sumarme  a la avalancha.
Y es que todos los años la misma misa:
Primero: Soportar los anuncios tontones de la Lotería. 
Segundo: Lo más deprimente y odioso (sobre todo para los que nos quedamos sin premio)  es ver a los que ganan con sus copas de cava celebrando cutremente. Si te toca…quédate en casa , en familia , pero por Dios! Aléjate de las cámaras ...y luego  escucha las preguntas de los periodistas ...y las respuestas de los ganadores…te darás cuenta que  no  son más que copia y pega.
Periodista: ¿Qué va a hacer con el premio?
Ganador: Bueno, tapar algunos agujeros.
Y que obsesión con lo de TAPAR AGUJEROS. Ni que vivieran  dentro de un Queso Gruyère.
Y es que por fín  hoy  llegó el día tan esperado por todos, y por mi pequeña familia, el día del Sorteo de Navidad en que año tras año se reparten en toda España cientos de miles de hermosos euros.
En consecuencia  se cumplen quimeras o se van abajo monumentos  de ilusiones, tema generado por  tradiciones, los sueños y  por tanta puñeta de publicidad.
Y aunque te digas y redigas que tú y la suerte no tienen mucha empatía, terminas siempre comprando uno, dos, cuatro y siete números.  Que si participaciones  de aquella pastelería en la que compras el pan, de esa otra que entraste  al baño corriendo , desde  la rifa de la apetitosa cesta que le propusieron a tu hijo en  la escuela hasta el número aquel que creíste hecho a  tu medida, o quizás  ese doble nueve que te trae lindos  recuerdos . El caso es que de pronto te  ves con un ramillete de boletos a los que mimas, le enciendes velas, colmas de besos y te sorprendes un día contándole tus penas.
Tu sobrina se muda a un sitio nuevo y le animas…
 …Pues busca un número por allá,  a ver si nos trae la suerte.
 Así que ella que es una Santa, termina creyéndote adivina y corre a comprar uno que termina en 8.
-Por el cumple del abuelo, dice ella  -que tenía buena mano con la “Bolita” en Cuba.
Y aún no  basta, porque  la noche anterior al sorteo te das cuenta que te faltaron   por comprar las  terminaciones  6, 2 y 5.  
Siiii, es justo cuando comprendes  que cuentas con un 99.99 % de probabilidades  para no ganar nada, pero sí de acordarte para siempre del muy nombrado Murphy, científico que pasó a la historia por su simple frase “Todo lo que pueda salir mal, pasará”.
Y como toda causa tiene un efecto, este año el Sorteo terminó en 6…y en 2, y también en 5.
Tengo una conocida con una economía muy sólida , que suele decir que el dinero no trae la felicidad. Yo trato de interiorizarlo como la más pura verdad,  porque es cierto, hay muchas cosas más importantes que el dinero…pero son tan caras!
Así que después de aburrirme de ver mi cara larga todo el puñetero día al conocer que esta vez no cobro ni el reintegro, se me ocurre consultar un poco  la historia y  me entero que el primer sorteo celebrado en Navidad tuvo lugar el 18 de diciembre de 1812 en la ciudad de Cádiz.  Dice así:
 El premio  'Gordo' fue para el número 03604, (a que este  4 si lo teníamos) billete que costaba entonces 40 reales y con un premio de 8.000 pesos fuertes.
Desde el primer sorteo, fueron los niños de San Ildefonso los encargados de cantar los números, que hasta 1913 estaban impresos en papeles. A partir de esta fecha, se implantó el sistema de bombos y bolas de madera que se sigue utilizando hoy.
Y continúa…
En la actualidad, todos los 22 de diciembre la ilusión irrumpe en los hogares españoles gracias al sorteo extraordinario de Navidad, cuyo premio máximo tiene un valor de 4 millones de euros.
Y  termina con un positivo  tranquilizante…
Pero los que acaban el 22 de diciembre con las manos vacías aún tienen una fecha en la que confiar: el 6 de enero, cuando se juega la Lotería de El Niño.
Caramba!!   Como aseguró Fito Paes...Quién dijo que todo  está perdido? … así que localizo urgente el teléfono, llamo una  vez  más a mi Sobrina y le digo,
Aly, busca un "buen número" entre las dos para el día 6,  que esta  si la ganamos!!.
                   

Nota de la autora:  En caso de llevarme el  Gordo les prometo no brindar con Cava...en todo caso  con una buena botella de  añejo Habana Club , aquí les dejo por hoy con 15 mandamientos . Solo por casualidad me tropecé hoy con el octavo;  lo tiré ayer.
1-Si en tu vida aparecen 3 oportunidades, lo harán simultáneamente.
2- De entre las 3 oportunidades, escogerás la peor.
3- La anilla de una lata de cerveza se romperá únicamente en el caso de que sea la única que queda en la nevera.
4- El último día de tus vacaciones conocerás a la persona más interesante de tu vida.
5- En todo hogar las plantas más feas sobreviven al resto.
6- Si  piensas en algo bueno, no sucede; si es malo, dalo por hecho.
7- Nunca necesitarás nada que guardes por si lo necesitas.
8-Cuando tras años de haber guardado una cosa sin usarla, decides tirarla, no pasará más de una semana cuando la necesites
9-Si quieres que algo baje de precio inmediatamente, cómpralo.
10-Cuando un cuerpo se halla sumergido en el agua, llaman a la puerta.
11-Los primeros kilos que se pierden son de aquellas zonas que hasta ahora han sido las únicas atractivas que tenías.
12-La urgencia es inversamente proporcional a la importancia.
13-Si echas a caminar, el autobús llegará precisamente cuando te encuentres a mitad de camino entre las dos paradas.
14- El bolígrafo que nunca escribe es el que está justo al lado del teléfono
15- La ley de Murphy anula cualquier otra ley.


2 comentarios:

Vivian dijo...

Tengo que agradecerte lo que he rei do leyendo este log,es como si lo hubiese escrito alguna de mis hijas,por otro lado yo vivo sola y me monto el BELÉN para mi.Gracias por el rato tan simpático.Y feliz Navidad.

Xiomara Escandell Genó dijo...

Gracias a ti Vivían. Espero no pases otra Navidad sola. Abrazos