!GRACIAS POR SEGUIRME!

lunes, 17 de septiembre de 2018

Tribulaciones de un Habanero en la Habana



Quien diga que en Cuba la gente se aburre , no le creas ,,,, aquí desde que te levantas estás en la zozobra de que estar haciendo ilegal. Todo comienza en el momento de abrocharte los zapatos , después viene que se te rompió algo y te devanas los sesos en como resolver el hecho o en el financiamiento necesario . Luego te enteras que vino la jamonada (que no sirve pero igual la tienes que coger) . Así que se te olvida la “rotura” que tienes en el hogar , esa ya la tienes. Fuiste de los primeros por ser a pesar de todo un madrugador, la metes en el refrigerador y ves que no hay corriente . Entonces temes ir para el trabajo y que no venga la energía para enfriar la jamonada que de por sí ya lleva muchas horas fuera de la temperatura adecuada.
Te arriesgas , la dejas en el congelador para que tome el remanente frio que aún queda y con la esperanza que pongan la electricidad en algún momento y no se deteriore ese misterioso embutido de misteriosos ingredientes .
Sales para la parada y luego de más de media hora esperando llega el transporte de ganado , digo, Urbano.
A duras penas los puedes tomar ,, te encierras con hermeticidad gracias que a tus espaldas una compuerta fuerte y enérgica te comprimió contra un gordito sudoroso que se burla de tu incomprendida heterosexualidad.
…. Y te bajas.
Ya en el trabajo te espera una reunión para resolver la nada y pedir quedarte como estas a pesar de promesas que todo irá mejor .
Lo peor de todo es que quieres creértelo , pero la amarga experiencia de años tras años te hace ver la realidad tal cual es.
Se termina la jornada laboral sin penas ni glorias. No pudiste almorzar , al Jefe a esa hora se le ocurrió que entregaras un informe que ya le has hecho infinidad de veces , pero esta vez es para el Ministerio y tiene que ser para ¡”ya”! ,,,lo repites , él no se da cuenta ,,, lo ha tenido muchas veces en sus manos pero nunca lo ha leído .
Finalmente las 5 de la tarde, haces el recorrido a la inversa , lo que es lo mismo a iguales penurias pero más "perfumadas".
Llegas a tu morada , quieres descansar con la ultima colada de café que te queda en la despensa , pero te enteras que en el mismo local que te despacharon la jamonada en la mañana, llegaron los huevos y aunque te resistas con estoicismo a disfrutar primero de ese oscuro nectar , la impaciencia de que se acaben o haya mucha cola o que el dependiente se vaya antes de tiempo, no te deja saborearlo .
Te apuras , se te quema la lengua por apresurado ,, coges la libreta de desabastecimiento y te diriges al nauseabundo lugar, se te olvidan tus cigarros pero ya no puedes virar ,,,, una muchedumbre con la cual no quieres ni tienes ánimos para compartir te espera ,,,,,, pronuncias la ritual pregunta ¿ quién es el ultimo?
En esa masa informe que para nada se parece una cola , no parece el susodicho último , te sientes ignorado , carraspeo , sabes que tienes que repetir la pregunta pero esta vez mas alto ,,todos conversan y están inmersos en charlas par matar el tiempo y tienes que llamar la atención y esta vez lo haces con decisión y determinación “ POR FAVOR ¿QUIEN ES EL ULTIMO? Al fin una señora en la plenitud de su indeterminada edad y con una ajustada blusa de tirantes que se le ven las tiras del sostén enroscadas y empercudidas , te responde con un masticado de chicle :” soy yo compañero” …. Casi te sorprendes preguntando con otro ritual de las colas ¿ y detrás de quien va? , pero frenas a tus impulsos y te quedas callado.
Y pasaron una, dos , tres , cuatro , cinco , seis ...siete semanas ... y al fin te llega el turno y sales triunfante.
Llegas a la casa con tu trofeo , aún así nadie te lo reconoce.
Solo has cumplido con tu deber, pones los huevos sobre la meseta de la cocina y destapas la cafetera con la esperanza de que aun quede algo de café ,,,, pero esta vacía , tratas de pelear y de injuriar y acusar de desconsideración, pero apelas al Yoga...UMMMMMM.
Para ser justos , ya tomaste tu porción aunque no la hayas disfrutado .
Así que te conformas con un vaso de agua y fumarte un cigarrillo y esperar a disfrutar de la jamón nada , pues los huevos serán para mañana.

Por José Luis Diez Galván

Editado por mi

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pura..dura y constante realidad la del Cubano.