!GRACIAS POR SEGUIRME!

miércoles, 27 de febrero de 2013

Treinta años, un mes y siete días sin verte

 Me desperté oliendo tu colada. Oliendo a hogar , a tibio viento, a natilla recién hecha y a salitre en las ventanas.
 Hoy  podría ser  uno de esos días en que llegabas y despabilabas mi pereza. 
Desperté oliendo tu colada. Oliendo a leche hervida con nata derramándose y tupiendo  las hornillas. 
Ahí tienes  tu "jarabe", me decías refiriéndote a mi tasa de empalagosa leche con café que se tambaleaba entre otras parecidas y distintas.
Alcanzo a ver el azulejo amarillo y la despensa de cristal . El yogurt blanco en el plato , los amelcochados y dorados merenguitos por las tardes.
La corpulenta radio Selena en la cocina pregonando tu novela de las dos. 
Aquella cariñosa manía de "empaquetarme" toda en la colcha de dormir. Mi closet húmedo con viejos sellos y libros. Las mil y una lecturas de "El Tábano". Tu siempre olor a almendras y a lavanda inglesa.
Por tí saboreo los quesos y aso pimientos . Es por tí es que aún me sorprende el arcoiris y me siento tan a gusto en una  playa.
Me despierto oliendo tu  colada. Escucho esa risa franca , tus pasos ágiles.
El  largo silencio que perdura mientras me sangra la naríz por una merecida bofetada .
Entonces te  abrazo como solo podemos a abrazar el sereno aliento de una antigua tristeza,  ya no duele, pero cuanto  lacera.
Te abrazo como suelo hacer medio dormida o medio despierta, confundida por todos los olores que perduran.
Seducida por tus  manos venosas y cálidas. Siempre extendidas , serviciales y mimosas como pretendo  que  algún día también sean las mías.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

siguen a nuestro lado mientras vive su recuerdo. Hermoso.

Tu prima dijo...

Bellísimo, íntimo. El valor de un abrazo.
Para mí hoy son 26.
Tu prima

Xiomara Escandell Genó dijo...

No sabes cuanto me alegra que te haya gustado.
Tu, entre tantas cosas descubriste olvidado en mi closet el libro "El Tábano" , el cual leí por más de seis veces durante mi adolescencia.

Tu prima

Livan Escandell dijo...

esa es mima tu sobrino

Janet Guerra dijo...

Precioso!!! Qué cerca me quedan a mí también unos recuerdos como esos tuyos...