!GRACIAS POR SEGUIRME!

lunes, 2 de enero de 2012

Dos Letras , diferentes melodías y una sola canción.

La industria de los vaticinios dice que el 21 de diciembre se acaba el mundo. Sin ningún argumento válido plantea que el 2012 es el último año, pese a los desmentidos a las teorías que aseguran que los mayas le pusieron esa fecha final al planeta.
 Nunca deja de sorprenderme que la verdad tenga tan poco mercado y las hipótesis o las teorías fantásticas consigan a su favor tantos seguidores. No hay que ser maya para poder predecir que en el correr de este año muchísima gente morirá de hambre y de plagas que pudieron evitarse. Al mismo tiempo no faltarán los que lucren con tanta injusticia  elaborando teorías que no le solucionarán la vida a nadie con excepción de ellos mismos.
Por otra parte los sacerdotes de la santería cubana, los "babalawos", afirmaron que 2012 será un año de trastornos, confrontaciones y grandes cambios sociales, políticos y económicos, que deben llevar a que "muera" el mundo actual y nazca otro mejor. 
La Comisión Organizadora de la Letra del Año se reúne en La Habana cada 31 de diciembre desde 1986, en una ceremonia en la que los sacerdotes de "Ifá" buscan definir las directrices que regirán el ciclo entrante para guiar y aconsejar a la población cubana y foránea.
Según plantean la deidad regente durante el año será "Oya" -relacionada en el culto yoruba con las tormentas, los suaves vientos y los antepasados muertos-, y estará acompañada de "Oggun", conocido como el patrón de los militares y los herreros.
Para confusión  de muchos, entre los que me incluyo, desde hace una década también la Sociedad Cultural Yoruba de Cuba divulga una "Letra" con sus predicciones.
Para este año propone. 
Signo:  Ogbeche
Profecía: Ire aiku lese alaleyo,  eyebale.  ¿ ?
Gobierna:  Ochun
Acompaña: Changó
Bandera: Amarilla con ribete rojo. 
 Los vaticinios recomiendan cuidarse de enfermedades locomotoras, digestivas y hernias discales, y para las mujeres advierten sobre trastornos menstruales y abortos espontáneos.
 En particular, el signo se refiere a problemas de infertilidad, aumento de la mortalidad infantil y una disminución de la natalidad, que los sacerdotes de "Ifá" han vinculado con el envejecimiento poblacional.
Juro que lo único que entendí de todo después de leerlo es que debo esperar al próximo año para prepararme un buen  hígado a la italiana o "encebollado", como lo llaman por aquí. ¿Quién me habrá mandado?, me pasa por curiosona que soy en  andar leyendo casi todo lo que se me atraviesa por el camino.
Ahora ;  y  por si acaso, voy prendiendo una vela amarilla que ya encontraré por ahí alguna roja ..."pa que no me ande tan solita", digo yo , eh?
Y mientras , mucho "aché" a cada una de las deidades y mis deseos que la paz, el amor, la armonía familiar y espiritual estén presentes en nuestras vidas en este 2012... y si vienen acompañados de  un poquito de dinero... apaga y vamos!

1 comentario:

Fermina dijo...

Si, que venga con salud y dinero por supuesto...que no esta nada mal.
Me sorprende ,como tu, toda la algarabia que forman todos esos vaticinios, con tanto que preocuparnos por cosas mas reales, terrenales, al alcance de la mano.
feliz 2012 para ti y los tuyos.
saludos,